Ya está disponible Mega, el sucesor de Megaupload, espacio en la nube y descargas gratis

Ya ha llegado Mega. El servicio de almacenamiento de archivos llamado a sustituir al difunto Megaupload.

El magnate alemán Kim Dotcom ha presentado desde Nueva Zelanda los detalles de su nuevo servicio. Te explicamos todas sus características al detalle.

¿Simplemente una página web?

De momento, Mega trabaja íntegramente a través de la web (de hecho, recomienda el uso de Google Chrome). Así, necesitaremos acceder a su página para poder gestionar nuestros archivos. No obstante, Kim Dotcom ha anunciado que ya existe una aplicación para Windows en fase beta que estará disponible “pronto”, y que también hay planes de lanzar apps para Linux, Mac y dispositivos móviles.

Mega recomienda el uso de Chrome

Además, también se está trabajando en un sistema parecido al de Google Drive, con el que poder editar documentos, hojas de cálculo y calendarios en tiempo real. Todo esto, aunque parece encontrarse en avanzado estado de desarrollo, no está todavía disponible.

Pero, ¿se podrá utilizar como el antiguo Megaupload?

Mega incluye, efectivamente, la posibilidad de compartir archivos con otros usuarios. Pero esta vez, el servicio se cubre las espaldas para no recibir denuncias que desemboquen en un nuevo cierre de la página.

Este enlace incluye la “Llave del Archivo”, por lo que se podría descargar directamente

Ahora, el sistema de encriptación de archivos de Mega excluye incluso a los administradores de la página. Nadie puede ver qué contiene el archivo que subes a tu cuenta. No obstante, cada archivo tiene una “clave” y es tu responsabilidad compartirla con alguien. Es decir: los archivos ya no son explícitamente públicos, nadie sabe lo que tú tienes, pero si tú compartes la clave, las personas que la tengan podrán acceder al archivo. Así, Kim Dotcom se lava las manos en temas de copyright, ya que no puede saber si lo estás infringiendo.

Si tienes el enlace de un archivo, pero no la clave, Mega no te dejará descargarlo

Es preciso fijarse en la letra pequeña del acuerdo. En las condiciones de servicio leemos lo siguiente:

Guardamos el registro de comunicaciones, datos de tráfico, utilización de la página y otra información relacionada con los servicios de nuestra página. […] Guardamos un registro de las direcciones IP utilizadas para acceder a nuestros servicios. […] Si pensamos que es necesario o debemos hacerlo por ley bajo cualquier jurisdicción, tenemos derecho a dar tu información a las autoridades.

Resumiendo: A falta de un análisis detallado del sistema, el multimillonario alemán parece haber creado un sistema con el que pretende no meterse en problemas, ya que no puede saber qué archivos se alojan en Mega. Pero si alguien fuera descubierto compartiendo o descargando archivos que de alguna manera infringieran cualquier tipo de jurisdicción en alguna parte del mundo, los responsables de Mega no dudarían en reportar toda la información de la que disponen a las autoridades que se lo soliciten.

Mega Premium

Para los que necesiten un extra de almacenamiento, Mega ofrece planes Premium nada desdeñables. El Pro I cuenta con 500GB de espacio y 1TB de ancho de banda por 9,99€ al mes. El Pro II, 2TB de espacio y 4TB de ancho de banda por 19,99€ mensuales. Por último, el Pro III ofrece 4TB de almacenamiento y 8 TB de ancho de banda por 29,99€/mes. Será interesante ver cómo reacciona la competencia ante esta escala de precios, ya que se trata de un servicio mucho más económico que Dropbox, Google Drive o Skydrive.

Entonces, ¿merece la pena?

Ahora mismo, Mega se podría definir como un buen sistema de almacenamiento en la nube, que ofrece nada menos que 50GB totalmente gratis. Además, si cumple con todo lo que Kim Dotcom promete (apps para móviles, edición de documentos en la nube, etc.) tiene opciones de colocarse a la cabeza de este tipo de servicios.

Respecto a compartir archivos, también incluye el antiguo sistema de “llegar y subir el archivo” sin necesidad de registro, como el difunto Megaupload. No obstante, el complejo sistema de encriptación parece más encaminado a proteger al servicio que al usuario (“Nosotros no sabemos qué compartes, pero si te pillan el responsable eres tú”). Habrá que esperar un análisis detallado sobre los pormenores de su sistema de privacidad y encriptación.

No cabe duda de que Mega ha llamado la atención de los usuarios

Y es que desde la desaparición de Megaupload, el goteo de rumores, posibles características y cruce de acusaciones ha sido una constante. El cierre de la web de Kim Dotcom (que generaba nada menos que el 4% de todo el tráfico en internet) suscitó también una polémica sobre el cierre de webs en pro de la lucha contra la piratería, algo que el multimillonario alemán ha sabido aprovechar.

Paralelamente, durante todo este año, muchos servicios se han consolidado como alternativas a Mega/Megaupload. Ahora llega el momento de la verdad, cuando sabremos si Mega vuelve para luchar por el trono y no se pierde en el olvido, sin pena ni gloria. ¿Lo conseguirá?

https://mega.co.nz/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s